Corderos y lechones faenados en el campo

Corderos y lechones faenados en el campo

Nota de «El Palenque Rural» al Jefe de Policía de Tacuarembó, Jonh Saravia, sobre la venta de corderos y lechones faenados en el campo. «Hacer cumplir la norma sin molestar al vecino».

La Ley de Urgente Consideración (LUC), aprobada recientemente. Establece que «el que faenare clandestinamente cualquier animal cuya carne se destine al abasto, industrialización o comercio será castigado con pena de seis a 24 meses de prisión». El objetivo de esta medida es establecer mayores exigencias para combatir el abigeato. Al tiempo que se asegure la inocuidad de los alimentos. En los últimos días hay quienes se han expresado a favor y en contra de esta normativa, con argumentos sólidos, que han generado un importante debate.

El senador nacionalista Sebastián da Silva, en declaraciones a Nueva Era Digital TV, del departamento de Colonia. Expresó que el aumento de restricciones para el combate al abigeato lleva a exigencias «ridículas». En referencia a la sanción de faenas en predios
que no estén habilitados.

Citado por radio Sarandí, da Silva señaló que «se dan situaciones absurdas, como en centros poblados que no tienen carnicerías y no pueden comprar un consumo ovino. O la zafra de fin de año, porque hay gente que cría lechones y corderos, y tiene una zafrita para tener un poco más de ingresos», señaló.

El presidente del INAC, Fernando Mattos, dijo en recorrida por Paysandú, que la venta informal del productor al consumidor. «No es un canal adecuado, vamos a llamar a la conciencia y colaboración de las gremiales para que les transmitan a sus asociados, porque es totalmente irregular».

Por su parte el titular del MGAP, Carlos María Uriarte, declaró a El Observador. «La intención de este gobierno jamás va a ser obstaculizar. Pero sí poner orden y saber diferenciar los que son productores y los que se aprovechan de lo ajeno», afirmó.

El Palenque Rural consultó al Jefe de Policía de Tacuarembó sobre esta situación. Señaló que es un norma que incluso data de mucho tiempo atrás, y que la misión de la policía es «hacer cumplir la normas. Y la norma dice que la faena no puede realizarse sino en aquellos lugares que están habilitados para eso y la venta de los productos tiene que realizarse en lugares que están habilitados, bromatológica y sanitariamente».

«Nosotros lo que vamos a hacer es aplicar la norma, una norma que data de mucho tiempo atrás. Que culturalmente nosotros hayamos hecho la vista gorda o demás, pero ante una denuncia o la constatación de un hecho de esa naturaleza. La policía tiene la obligación de intervenir, pero no queremos hacer de esto un problema para la comunidad. Lo que pretendemos es cuidar la salubridad y al comercio legalmente establecido».

Escuche la nota completa al Jefe de Policía de Tacuarembó, además habló sobre Seguridad Rural, jaurías de perros y abigeato.

Jonh Saravia. Jefe de Policía de Tacuarembó.

Lea también :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *